PLANIFICACION DE PROCESOS

 

En los sistemas multiprocesadores tradicionales, los procesos se asignan a los procesadores de forma que haya una cola única para todos los procesadores o, si se utiliza algún tipo de esquema de prioridades, existirán varias colas, según la prioridad, alimentando todas a una reserva común de procesadores. Es posible contemplar el sistema como una arquitectura de colas de multiservidor.

 

Considérese el caso de un sistema dual de procesadores en el que cada procesador del sistema tiene la mitad de tasa de proceso que un sistema de procesador único. Se realiza un análisis de cola que compara la planificación FCFS con el turno rotatorio y con el algoritmo del menor tiempo restante. El estudio compara los tiempos de servicio, que miden el tiempo de procesador que un proceso necesita para completar su trabajo o cada vez que está listo para usar el procesador.

 

En el caso del turno rotatorio: se supone que el cuanto de tiempo es grand comparado con la sobrecarga por cambio de contexto y pequeño comparado con el tiempo medio de servicio. Los resultados dependen de la variabilidad que se produzcan en los tiempos de servicios. Una medida habitual de la variabilidad es el coeficiente de variación, Cs  . Un valor de Cs  = 0 correspodería a un caso sin variabilidad: los tiempos de servicio de todos los procesos son los mismos. Incrementos en el valor de Cs se corresponden con incrementos en las variabilidades entre los tiempos de servicios, es decir, cuanto mayor sea el valor de Cs más amplias serán las variaciones entre los tiempos de servicio.

 

Si se compara la productividad del turno rotatorio con la de FCFS en función de Cs , nótese la diferencia en los algoritmos de planificación es mucho menor en el caso del procesador dual. Con dos procesadores, un proceso único con un tiempo de servicio largo transtorna mucho menos en el caso de FCFS: los otros procesos pueden usar el procesador restante.

 

Se repite este análisis bajo una serie de supuestos sobre el grado de multiprogramación, la combinación de procesos con carga de E/S y con carga de CPU y el uso de prioridades. La conclusión general es que el algortimo específico de planificación es mucho menos importante con dos procesadores que con uno. Resulta evidente que esta conclusión se hace más sólida si se aumenta el número de procesadores. De este modo, una disciplina FCFS simple o el uso de un esquema FCFS con prioridades estáticas puede bastar en un sistema multiprocesadores.

 

Indice